Externo lll – «Las siete grandes categorías de la locura», de Reinaldo Arenas

»Primera gran categoría: LA LOCURA SUBLIME. Esta locura engendra héroes, mártires y genios. Ejemplos: Jesucristo, Leonardo da Vinci, Cervantes.

»Segunda gran categoría: LA BELLEZA. Este tipo de locura produce artistas notables y suicidas arrebatados. También puede desencadenar la lujuria. Ejemplos: Dostoievski, Virginia Woolf, Marcel Proust…

»Tercera gran categoría: LA INTUICIÓN. Esta locura fabrica obras de calidad, pero sometidas al riesgo del tiempo. Ejemplos: casi todos los escritores que han obtenido el Premio Nobel de Literatura, desde Sartre hasta Hermán Hesse, y en general casi todos los escritores de cierto talento.

»Cuarta gran categoría: LA INTELIGENCIA. Esta locura no produce obras de arte, pero sus posesos saben negociar con los artistas, pueden ser académicos, agentes literarios, periodistas de nota. Los ejemplos son innumerables. Citemos un solo caso: Karment Valcete.

»Quinta gran categoría: EL SENTIDO PRÁCTICO. Esta locura detesta el arte y casi todas las bellezas de la vida. Sus practicantes son por lo general moderados cobardes, aplicados burócratas y hasta grandes pero oscuros traidores; también suelen dedicarse al comercio. Ejemplos, John Davison Rockefeller, Armand Hammer y compañía.

»Sexta gran categoría: LA NORMALIDAD. Esta terrible locura es la menos normal de todas las locuras y la más cercana al sentido práctico. Puede atacar a casi todo el género humano y tiene un carácter permanente y mediocre. Sus víctimas pueden durar hasta cien años. A veces padecen la manía de creerse superiores y de pertenecer a otras categorías de la locura. Ejemplo, entre miles de millones, Rafael Alberti.

»Séptima gran categoría: LA LOCURA GROTESCA. Extremo opuesto de la locura sublime. Los que la padecen ocupan la presidencia de una república, llegan a ser grandes dictadores o se convierten en vagabundos; les da por representar roles supuestamente históricos. Ejemplos: Hitler, Stalin o nuestro adorado Fifo.

De El color del verano

Reinaldo Arenas

Cicloneras IV – Versiones de Penélope

Odisea min. 30

Llega la temporada ciclónica y con ellas las Cicloneras. Vuelvo a la Odisea (1997) de Konchalovski, a la escena en que Penélope musita por Ulises con las piernas abiertas a las olas. Konchalovski ofrece una Penélope humana y deseosa, como un mito transpirando. Un poema publicado en 1995 así lo refutaba:

Odisea min. 30

Una versión de Penélope de Juan Carlos Flores:
para Alia Cadre

Es mentira esa historia y a Homero o a los cantantes homéricos ―que convierten en tierra seca lo que alguna vez quizás fue árbol de frutos de oro en el laberinto de símbolos― por mentir le coronan. El infierno, ciertamente es un sitio vacío. Porque si hay verdad antigua que nos haga rescatar del naufragio el aquí y el ahora, es en el cuerpo donde hay que ir a buscarla. Hay que entrar, hay que salir, hay que golpear cada órgano al modo en que se golpea un vaso de cristal con una cucharilla. Bajar dos veces a una misma pregunta. Arriesgarlo todo por una respuesta. Aunque sólo queden en un desván palabras martirizadas y un animal mordido, al pie de una colina.
Cuando se borró la silueta de las naves sobre el brumoso mar de Ítaca, isla de pesadilla donde las mujeres envejecían rápido y los hombres gastaban su vigor en construir fortines para sostener una guerra contra los bárbaros del norte, Penélope, que hasta ese instante había sido esposa dispuesta a obedecer, un cuerpo dócil parecido a un instrumento, a una cosa volvió a sentir lo oscuro,
respiró hondo llevando el aroma natural, alquimia del viento y bosque al cofre donde se hallaba la siempre niña, agua que cae y canta, fuego que chisporrotea y vuela, lo que odiaban esos mismos
hombres, corroídos sus corazones por los grises gusanos del trasegar, la libertad que es juego, el juego que es espejo, el espejo que es abismo sin fin.
Una de esas noches en que dos astros intercambian sus vísceras (así iba a recordarlo ella, mucho tiempo después) mientras los otros fatigosos en sus limbos comunes dormían, le abrió la puerta
de la alcoba a un cuerpo semejante en nostalgia, en furor. ¿Cuánto de esa fortuna amasada con sal y huesos no se dilapidó en el festín de los cuerpos sublevados, cuántas veces el retintín que a los fieles llamaba no les sorprendió enlazados aún, montándose en un afán de infinitud nunca colmada, de cada cópula un punto de reunión entre lo divino y lo humano, machacando en cenizas lo divino, machacando en cenizas lo humano ―el mortero y la pila― tras un parto de espuma donde anular la frontera entre el silencio y el habla, el arriba y el abajo, la eternidad y el instante, lo derecho y lo izquierdo? ¿Cuántas veces, en el decursar de los siglos dos veces condenadas no
habrán suplicado los lares que el destino trastoque? Yo sé quiénes intentarán preservar en el mito del soldado que parte y la mujer que le espera pero es que toda esta orfandad es una espada y alguien con manos más ligeras que el humo, parte en dos determinadas metáforas.


Juan Carlos Flores
De Los pájaros escritos (1995)

Odisea min. 30

La hermosa escena de la Penélope de Konchalovski ya habría sido escrita por Carilda Oliver Labra, quien encontrara amante en el mar, como buena ciclonera:

El mar

Como en un lecho me tendí en el mar.

Hechizada por musgos y por linos

tuve acoso de brazos peregrinos

que me echaban las ondas al pasar. 

Contra mi carne se batió el azar.

El agua –furia, vértigos y vinos–

se entretenía con los bordes finos

de mis caderas, blancas de esperar. 

Entonces: grave, pálido, insereno,

llegaste como llega siempre el mar

y tu mirada me rompió este seno. 

Ni Dios mismo nos pudo separar:

cuando una ola te volvía ajeno

entrabas en mis piernas con el mar.

Carilda Oliver Labra

Voices I

por la voz de los hombres antiguos
en el acto de dar nombre a las cosas
conoces su mensaje: fiesta del recordar

Delfín Prats

[Shopping] – la [o] en vuelo corto y complaciente.

[Online] – como un tedio circular.

[Guided] – con alegría local.

[Key] – [i] certera.

[Writer] – como un amanecer de oscura puesta (lo mismo con [Farmer]).

[Build] – [i] concreta.

[Painter] – lo mismo de un final más crudo.

[Cousin] – como un pecado aspirado.

[Ham] – con la boca dispuesta.

[File] – como si le cupiera la vida —de lado.

Mi gata ejercita su esperanza

Tisú al tanto-jblarga

Mi gata intentó robar el pescado de la cena. Ahora insiste con la vista en el fuego que la mantiene a raya. El pescado descansa sobre papas pegadas al caldero, en tres capas que recorrerán toda la escala del dorado. El pescado no se tostará con el metal. Ellas sí. La oquedad donde sus ojos y la ausencia se multiplica en anillos de cebolla. El ajo sí me hizo llorar. Coágulos de tomate y remolacha esperan en la mesa. Atenta y verde, mi gata ejercita su esperanza… Más gato seré yo.

jblarga

Externo II – Generación de cristal

cristal – jblarga

«Heme aquí, Doctor, soy todo suyo,
porque unos decibeles despavoridos
quisieron reaccionar
ante el ajuste de cuentas de los siglos.
Yo lavo, limpio, cocino, hago mandados
y lo digo por decir.
Pero no sangro, no me trago esta lengua que fatiga.
Usted me alivie».
El doctor se retiró los espejuelos,
como si fuera la primera vez que viera un caso así.
«Es la primera vez que veo un caso así».
Se atenazó como compresa el entrecejo
y regresó los cristales a su sitio:
«Incompatibilidad somática:
el diámetro de tu esfínter no alcanza
la dimensión paterna que conoce
el calibre de su impertinencia».

jblarga

fort-da

«No puedo lograr nada

nada me sale bien»

cortical cortical cortical

Yoico un protista

cortical cortical cortical

Devengo

tras de mí el rastro de lo que se agota

pizquitas del mundo exterior tan solo

tanteos de retráctiles antenas

cortical cortical cortical

Energías hipergrandes

si me anegan

anímico y atemporal

un inconsciente

cortical cortical cortical

Tengo sueños

me fatiga una misma torcedura

en la noche de luz entronizada

en la noche alucinada de los días

me repito

es el imperio del deseo

me repito

mi mnémica

anémica

cimbrea

to tototo to

tototo to

tal cual

pálpame

mi pulpa

to tototo to

tototo to

idéntico

primario

sin ligar

to tototo to

tototo to

niño

la repetición es el reencuentro de la identidad

goce domado

to tototo to

tototo to

solo quiero morir a mi manera

to tototo to

tototo to

me tensa

la Yoni

que asoma

su soma

y mi loma

se aploma

roma

a su redoma

to tototo to

tototo to

tenso

extremado

percuto

en mí

cortical cortical

secas

semillas

me duelen

no puedo

sangría

un ojo de buey

salidero

no más

la descarga

sin ligar

se fue

aquí está

jblarga

imagen: de la serie @loslogostristes, de la banda Los Locos Tristes

Explorar la censura salvaje

He tardado unos meses leyendo El salvaje placer de explorar (2014). Está mi carbamacepina, pero este libro puede ser la pesadumbre, y puede ser el testamento cívico y literario de Daniel Díaz Mantilla −aunque esté deseando que la vida le de mucha literatura, y viceversa.

Con la publicación escalonada de «Las raíces de la censura en Cuba» (I, II y III) Díaz Mantilla arribó a sus cincuenta años, los que también bautizaría con su participación en el 27 N, y su consecuente intervención en la conversación de los escritores y artistas independientes con autoridades del Mincult. Aquí una somera relación sobre el pasado 27 de noviembre.

Intimidades de un espectador:

26 de noviembre
¡¡¡URGENTE!!! Vecinos de Damas 955 y periodistas independientes que lograron llegar a San Isidro confirman que los huelguistas ya no se encuentran en la sede del Movimiento San Isidro y que fueron sacados a la fuerza por agentes policiales. Estamos en espera de más detalles para informar sobre lo ocurrido y sobre el paradero de los cubanos que estaban plantados allí desde el 18 de noviembre. (@eltoquecom)


27 de noviembre
5: 15 pm
Esto es una versión mejorada del 11M!!!! Estamos ganando experiencia!!!! Jóvenes dialogando entre ellos y pidiendo diálogo!!!!
5: 31 pm
El 11M debe ser de las marchas más pacíficas de la historia de Cuba, de mayor inteligencia política también, en mucho tiempo. ¡¡¡Y esta manifestación parece aún mejor!!! Quizás esté emergiendo una arista recóndita de nuestra idiosincrasia que ni siquiera sospechábamos ya: resulta que somos cubanos y podemos hablar, sin gritar, cuando muchos hemos creído alguna vez que los cubanos no podemos hablar sin dejar de gritar. Esto se pone bueno!!!!!
6: 29 pm
De lo mejor de esto es que la reacción ha sido rápida, y distinta a la del MSI. Es decir, nos demuestra que tenemos distintas maneras de manifestarnos, somos lo suficientemente diversos como para eso!!!

6: 43 pm
Esto se está pareciendo a la Prinmavera Árabe de 2012!! La revolución por las redes!!!! Y a la revolución de terciopelo de Checoslovaquia!!! Se sacaron el comunismo de arriba sin un tiro, solo dialogando la oposición, uniéndose!!!!
6:51 pm
Estoy orgulloso!!!! Hay un antes y un después de esto!!!! Los jóvenes están experimentando reunirse espontáneamente. Con respeto!!!
6: 53 pm
Y ahí no habría 10 gentes que le guste el rap!!! Eso no es tan pueril como parece, aquí los más jóvenes por mucho tiempo han reaccionado al tedio por medio de los clanes, de las tribus urbanas, como una necesidad de identidad, casi exclusivamente esa y ya. Pero aquí están defendiendo otra identidad!!!

6: 58 pm
Ahí hay gente de todos lados, creo, al menos en los paneos que he visto. Con seguridad debe haber varios, si no todos, de los organizadores de la Muestra de Cine Joven. Esa gente son muy unidos y están muy bien preparados. Y muy cansados también de la censura a ultranza. Con ellos debe haber varios cineastas. Y hay gente de Letras, veo. Del ISA también, muy probablemente. Intelectuales y artistas, sobre todo.
7: 07 pm
Los van a querer poner más nerviosos, seguro. Esperando que el miedo haga lo suyo. A mí no me parecen asustados, y saber que los pueden llevar, tener esa certeza, quizás no los asuste del todo. El temor en realidad puede ser la incertidumbre. Mis mayores preocupaciones son que se les agoten las baterías y las energías necesarias para dialogar. Esos muchachos están haciendo un ejercicio intelectual ahí, súmale físico. Ya llevan unas cuantas horas, no creo que hayan comido en este tiempo, el que salga solo de ahí no entra de nuevo.
7: 08 pm
No deben dispersarse


7: 08 pm

Y tampoco deberían perder tiempo, tienen que aprovechar sus energías, me imagino que sí estén haciendo una agenda.
7: 10 pm
Encima eso está oscuro. Y la noche está mucho más fresca de lo normal.
7: 14 pm
Sigo creyendo que hay un antes y un después de hoy. Al menos una organización va a nacer de ese grupo esta noche. De hoy y para lo adelante. Ya se han ido perfilando líderes espontáneos ahí, por lo que se ve en los videos.
7: 16 pm
Y son líderes que implican un cambio de paradigma en relación con los que nos han metido por la cabeza, un giro de 180 grados: reposados, amenos, conciliadores, nada altisonantes.
7: 17 pm
Menos mal que estamos aprendiendo a utilizar las redes!!!!
7: 22 pm
Pero Fernando [Pérez] no se va a dejar pasar ninguna ahí, espero, no me parece. Y es referencia para muchos jóvenes ahí.
7: 43 pm
Me gustó mucho la intervención de los dos [Fernando Pérez y Jorge Perugorría]!!
7: 44 pm
Fernando Pérez participó del bateo cuando la censura a Alicia en el pueblo Maravillas. Y fue director de la Muestra Joven!

7: 46 pm

Perugorría es la simpatía, pero puede ser de doble filo, puede ser un falso puente retórico y una falsa posibilidad de conciliación entre las partes.
7: 46 pm
Perrugorría tiene un proyecto comunitario en San Isidro que, hasta dónde sé, extrañamente no se había pronunciado hasta ahora. Y ya era tiempo.
7: 47 pm
Están aplaudiendo cada 15 minutos!!! Qué bien!!!! Es una forma de economizar energías y seguir presionando!! Lo están haciendo muy bien!!!
7: 49 pm
Viva Cuba!!! Y Viva el lente cubano!!! gritaban. Puede haber presencia importante de realizadores ahí, los han maltratado mucho y sistemáticamente en los últimos años.
8: 07 pm
Esto no se revierte. Creo que está renaciendo la sociedad civil cubana.
8: 08 pm
Y ya es oficial: nada en el noticiero. La visita de no sé quién y Díaz-Canel que estaba en La Isla de la Juventud, mira tú qué ironía del destino.
8: 12 pm
Así! El que tiene poder es porque se lo ceden. No puede tener poder por sí mismo. Es un pacto social, incluso o, sobre todo, en las dictaduras. El poder de estas radica en hacernos creer que son omnipotentes.
8: 40 pm
Creo que si no los atienden hoy esos muchachos no se van a ir. Van a quedarse plantados. Quizás dicen que los atenderán mañana, y eso supondrá agotarlos. Pero como va la cosa, espero que les sobre adrenalina para aguantar. Lo que ocurre es que estos muchachos quieren conversar. Y no van a poder conversar igual después de una noche de hambre, maldormir y cierto frío.
8: 44 pm
Pero me parece que estos muchachos no se van a ir. Todavía no se sabe dónde está Luis Manuel. Y me estoy temiendo lo peor, que a la vez puede ser muy provechoso para un cambio grande. También hubo un muerto en la Primavera Árabe en 2012.
8: 44 pm
Pero está Luis Manuel, que pasó más de una semana en huelga de hambre. Por eso estos muchachos no se van a ir.
8: 45 pm
Quizás sí, maltratándolo. No creo que lo hayan querido matar.
8: 45 pm
Él ya se estaba matando.
8: 46 pm
No querer ver a nadie… No me parece. Eso ellos no lo respetan.
8: 47 pm
Luis Manuel es un performer, querría que lo vieran siempre. Y sabrá que verlo demacrado vale para que estos muchachos se molesten mucho.
8: 49 pm
Yo creo que nunca querrían matarlo. Sería demasiada insensatez, pensando en los intereses del Estado. Aunque también es algo que Raúl haría.
8: 50 pm

Este gobierno está senil. Y tiene demasiada soberbia como para pensar bien. Y todo este fenómeno es demasiado nuevo para ellos también.
8: 51 pm
Vaya, que matarlo es un disparate político. Es servirle un mártir en bandeja a una generación sedienta de líderes.
8: 59 pm
Lo bueno de esto es que ha sido espontáneo, y repentino. Por desgracia, como cubanos que hemos padecido este sistema, estamos acostumbrados a que hay alguien, una cabeza principal, orquestando todo. La manera en que se ha dado este fenómeno es novedosa
también por eso, y muy positiva.


28 de noviembre
1:12 am
Este video
!!!!! Quitaron la luz y están echando gas lagrimógeno!!!! Este video enciende!!!!
1:15 am
Estos muchachos están muy bien!!!! Están respondiendo con amorrrr!!! Esto es una lección de civilidad!!!!
Mañana va a amanecer en este país!!!!

tomada de ipetitions

Demora el amanecer, pero ya asoman sus filos naranjas. Mientras, la soledad y la muerte como un deus ex machina quizá excesivo atraviesan El salvaje placer de explorar, antes que la primera se vuelva otro estremecimiento de la esperanza, un sortilegio para evitarla. De la naturaleza y la persona a la naturaleza de la persona se mueve este cuaderno. Primero se adentrará en las Kuriles «Sin rumbo definido», después lo hará «En la rutina interminable», quizá el relato con más sabor a crónica, y una sensación de haber llegado tarde −aventuro−. En la iglesia de Ayestarán se juntaron feligreses a esperar el fin del mundo; esta juntamenta despertó ciertas alarmas y la policía rodeó tal fin por unos meses, antes que volvieran a ser como siempre. Aunque

«siempre» era justo ahora, un largo e imperturbable «ahora» que podía llamarse lunes o jueves, otoño o primavera, pero que a fin de cuentas seguía siendo lo mismo: la avenida acaso más agrietada, los transeúntes más arqueados por el peso del sol a sus espaldas […] Pero «siempre» era también «nunca», un lapso imprescindible de la vida, sin devenir, sin consecuencias notables, un tiempo hueco que caería fatalmente en el olvido con todo y sus habitantes –esos seres pusilánimes y anónimos, máscaras sin tuétano ni voluntad, millones−[…] Siempre era nunca, una trampa de inmovilidad (p. 31)


Afirmaba el narrador personaje de Díaz Mantilla, blanchoteano. Que llega tarde ante el ábside o quizá no, quizá ya acontecía el fin del mundo, sin más señas… Con un regusto por lo certero, Díaz Mantilla nombra tanto elementos arquitectónicos como de cuevas y montañas con la exquisitez del explorador que es, también, un investigador. La fusión, confusión, de ambas labores van trenzándose progresivamente en la lectura de un relato a otro. Acontecen dos encarcelamientos: el primero, digamos, de desaliento estalinista −«De la intensidad a la ausencia»−. Mientras en el segundo −«Cállate ya, muchacho»− regresará ese aire de crónica, y esta vez el autor no duda en llamar Daniel a su joven protagonista, su breve e injusto encierro juvenil puede ser un punto de no retorno ante la censura:


Es fácil reducirte a un insignificante animal amordazado, muy fácil quizás. Por eso tal vez algún día, cuando salga, tantee temeroso el bolígrafo y desista de contarlo. Pero desistir es casi lo mismo que perder la esperanza: uno se adapta a sus circunstancias, acepta lo incontestable, traga y se acostumbra a ser tratado sin respeto; uno se va sometiendo, se va sofocando, sometiendo entre vejación y vejación, como una llama sin aire; uno va cediendo espacio y libertad mientras la barbarie engorda y los rufianes se adueñan de su mundo, hasta que un buen día descubre que la cárcel se hizo ubicua. Al final, uno termina arrinconado, vencido, demasiado débil ya para luchar, convertido en mero juguete a merced de los salvajes (p. 149)


Pero antes habrá que atravesar dos relatos distópicos. El segundo dará título al cuaderno y al alivio de Kevin:


«¿De qué sirve luchar, de qué sirve enfrentarse a todo el mundo, de qué sirve decir lo que se piensa?» […] pero también, desde hacía ya meses, Kevin había encontrado un modo de lidiar con su disgusto: buscaba en la red actitudes semejantes, y había descubierto una discreta constelación de nodos afines, pequeños grafos, como islas solitarias en el universo heterogéneo de la información, rebeldes más o menos despiertos, siempre anónimos, cuyos destellos fugaces rastreaba a través de muy sinuosas vías. Y aunque ese consuelo –que en privado definía como «el salvaje placer de explorar»− le seguía siendo insuficiente, se había aficionado a sus «exploraciones» (p. 141-142)


A un explorador no le faltará «Escribir con luz», raíz lúcida de ‘fotografía’, cronicar sin ambages lo que se ve (p. 91), aun con la resistencia cívica que también supone; «ver lo que hay, contarlo» (p. 151), como única manera de salvarse.

En ebay

*foto: Rialta

jblarga

Externo I – Pródromo

fundidos – jblarga

A los alrededores del Pabellón de la Benéfica, los árboles eran lo que parecían. Algunas hojas atravesaban otra madera para secarse junto a las sillas de esperar, tan prontas a la salida: la Entrada es la Salida de Evacuación, quién sabe.


«Migdalys Ramos Valdés», conste su nombre como se lo prometí, ha sido violada en lo más hondo de al menos una de sus personalidades. Aquí mi denuncia suya. Aunque ahí todos le llamen «Linda recién nacida», o al menos a una de sus personalidades. No tengo cigarros para Gisela, huesuda, ojerosa, parece la sátira de otra loca, si es que la realidad se hace una mueca cuando se disfraza cabal de las películas. Qué locura. Como no tengo cigarros, Gisela se ha ido a cavar tras unos arbustos. Ahora quisiera que no le faltaran telas bajo la bata recogida.


Han tenido que inyectar a un hombre que no se acuerda ni cuándo nació. Grita. Quizás los locos solemos desarrollar cierta obsesión por la niñez; como decir, el espacio de lo enmendable, el tiempo en suspensión, punto cero. Quizás también los homosexuales, o quienes hayan matado a su madre de un infarto, los que carguen con cualquier culpa ajena. Todo esto a solo un rato de conocer a la gran loca, a la mayor. He dado con su expediente:

«Nombre de la paciente: Psiquiatría.
Edad: media.
Antecedentes personales:  nació en Europa y tuvo una infancia enfermiza entre marginados. Fue sacada del hospicio por un tal Pinel y luego bautizada por un capellán alemán llamado Kraepelin. Gracias al Dr.Freud alcanzó enorme éxito social para alguien tan joven. Influyó en compañeras mucho mayores como la educación y las artes y en menor medida en otras también jóvenes como la publicidad y la criminología.
Enfermedad actual: en los años sesenta pasó por un período de ansiedad y pérdida de confianza en sí misma que atribuye a la dificultad de conseguir resultados probados y al exceso de trabajo. También en aquella época oía voces interiores en distintos lenguajes. Desde hace algunos años, pasa por una fase de excitación, dice haber encontrado ¡por fin! un lenguaje común (basado en acuerdos y criterios). Manifiesta posibles ideas delirantes de grandeza (trae muchas hojas confusas de datos de genética y de neuroimagen). Presenta, asimismo, ciertos rasgos paranoides, insiste en que antiguas amigas (neurología, psicología) preparan un complot para hacerla desaparecer.
Diagnóstico: crisis de identidad (necesidad de descartar personalidad múltiple). Riesgo de brote psicótico (tipo maniforme).
Tratamiento recomendado: en estudio. La paciente tiene dificultad para establecer una alianza terapéutica y muestra una creciente dependencia de las drogas.
Pronóstico: problemática».

(Expediente hallado en postPsiquiatría, de Amaia Vispe y Jose Valdecasas)

Consulta 0 – jblarga

jblarga

Detrás de las palabras

Ayer desperté con un hermoso hallazgo. Jerónimo Alayón, escritor, filólogo, profesor, profuso estudioso de la filosofía, poeta, labora desde 2012 en algo de lo que no pocos poetas suelen carecer: un plan poético. Seis habitantes de Geremba conforman el Círculo de Akanthos; laten dentro de Jerónimo Alayón aunque respiren por sí mismos. De Kornelius Dekker, su heterónimo preferido (ha confesado), yo demoraba en su Evanescencia la mañana. Pero ese cuenco de tiempo no tardaría en estallar. Un ruido de niños resonaba sus maracas de consignas patrioteras. En todo caso, lo extraño era la fecha y la fruición. ¿6 de enero? El roce, incontrastablemente chirriante, de ambas experiencias estuvo cerca de joderme la mañana.

La calle – jblarga

Hasta que la sospecha tomó su exacto cuerpo. Un acto de reafirmación de la nada, contra el sol, contra el frente frío, contra la necesidad de encontrar algo, una sola convicción, al menos alguien a quien recordarle: «Esta calle es de los revolucionarios», en lechada enchumbada sobre gris, sobre zapatos y uniformes de los niños que debían perder clases por gritar unas frases que podían ser cualesquiera, exactamente las opuestas.

En la esquina de la Funeraria estaba el Chino, buen hombre, viejo vendedor de plátanos, retocando un cartel del tamaño de su oquedad. Detrás de él, desde esa madrugada, podía leerse «Abajo la tiranía», decían.

Abajo la tiranía – jblarga

Algo me ha salvado de paranoias desde la lectura de El poder de los sin poder (Václac Havel, Ediciones Encuentro: Madrid, 1990): entender que, en un sistema postotalitario, los verdaderos paranoicos son los gobernantes, tanto como puede serlo un buen mentiroso. La vida en la mentira de un sistema postotalitario (esto es, el pacto forzado con la ideología regente) implica que, a cada asomo de vida en la verdad (ejercicio de libertad, iniciativa de un individuo en respuesta a su propio instinto, pasado por un filtro de razón) debe ponerse un parche porque el sistema postotalitario sabe que gobierna encima de la verdad, y no sabe cuándo, como por una fuga de aire, pueda escapar a chorros toda la verdad que apisona. Entonces, los gobernantes de un sistema postotalitario deben andar armados con lechada; nada que la lluvia no pueda curar.

Y yo que había empezado el día con una frase hermosa: «Cuando la densidad del ser se equipare a la densidad del lenguaje interior, el todo tendrá la extensión de una palabra» (Tabula de Akanthos).

Desde la raíz – jblarga

@jblarga